Jane Park antes y después de ganar la lotería | theLotter Perú
 
 
 

Jane Park antes y después de ganar la lotería

Era el verano de 2013 cuando Jane Restorick (17 años), más conocida como Jane Park, nombre que la joven británica eligió en las redes sociales, decidió comprar su primer boleto de la famosa lotería europea EuroMillones.

No sabemos si creyó con todo su ser que iba a ganar pero, tras su primer intento de jugar a la lotería, acertó con sus números de la suerte, ganándose un premio de 1 millón de libras esterlinas (unos 4.5 millones de PEN). De esta forma ella se convirtió, con tan sólo 17 años, en la ganadora de lotería más joven del Reino Unido. Y es que este millón de libras cambió por completo la vida de esta británica, pues pasó de ganar 8 libras por hora (unos 35 PEN) en su trabajo de asistente de oficina a tener en su cuenta bancaria dinero que le hubiera permitido vivir tranquilamente toda su vida.

Sorpresa, alegría, lágrimas de felicidad, emociones, lo sintieron y lo vivieron todo tanto Jane, como la madre y la hermana de esta, al recibir la noticia de un millón de libras. Para las tres mujeres el futuro por fin se veía algo más prometedor: una casa más grande, un carro nuevo, menos horas de trabajo y más tiempo y recursos para darse los pequeños placeres que la vida nos ofrece.

Todo el mundo alrededor de ella compartía su alegría, algunos con envidia, algunos de corazón y Jane tenía la esperanza de obtener la misma reacción de parte de su abuela, pero no fue así. Las palabras de esta sensata mujer han mostrado ser verdaderas, casi premonitorias y todavía siguen estando muy presentes en la cabeza de nuestra ganadora: "¡Es como si acabasen de darte un arma de fuego!", dijo esta abuela tan sensata, quien entendió que al dar tanto dinero a una persona tan joven e inmadura puede tener resultados desastrosos.

Resulta que la pobre niña rica era tan joven, que, al cobrar su cheque millonario, lo celebró con una copa de… refresco y no champán, como era la costumbre, ya que ni siquiera tenía la edad legal para consumir alcohol.

Brindando con un refresco por su premio

Jane Park, la ganadora de la lotería más joven del Reino Unido, brinda por su millón de libras con un refresco

Con un refresco escocés local y un cheque de 1 millón de libras empieza la vida digna de película de Jane Park

Aquel año de la suerte (o fatídico), 2013, con un refresco escocés local y un cheque de 1 millón de libras en la mano, la vida de esta joven ganadora de la lotería pasaba de ser una vida normal a ser una vida digna de película: dinero, entrevistas televisadas, fama, casas, ropa y complementos de las marcas más renombradas, carros lujosos, drogas, fiestas, amigos interesados, una adicción a la cirugía estética y mucha inseguridad en sí misma.

Los ingredientes perfectos para que la misma Jane Park llegara a decir en 2017, que la fortuna que teóricamente debía haber mejorado su vida, en realidad se la arruinó. Incluso está pensando en demandar a la lotería para elevar a 18 años la edad legal para poder comprar boletos de lotería: "No se le puede dar esa cantidad de dinero a un joven de 17 años", "la mayoría de días quisiera no tener dinero", "me digo a mi misma que la vida sería más fácil si no hubiera ganado", "tengo cosas materiales, pero aparte de ello mi vida está vacía." Estas son las desgarradoras declaraciones de nuestra protagonista en diferentes medios públicos británicos e internacionales, tales como: Sunday People, the Mirror, Daily Mail, etc.

La decisión que marcó el inicio de una larga serie de decisiones cuestionables

Enfrentada a 1 millón de libras esterlinas y una familia con problemas económicos, con tan sólo 17 años, poco antes de llegar a ser mayor de edad, a Jane Park le tocó tomar la decisión más difícil de su vida (según ella misma lo declara). Le tocó decidir la cantidad de dinero que su familia y amigos recibirían. "¿Cuánto dinero es demasiado y cuánto es muy poco? Yo no quería que ellos pensaran que yo era tacaña", comentaba Jane en una entrevista realizada por Matt Pinder de BBC3.

Jane y su Princesa

Jane Park, Louis Vuitton y Princess, amigos para siempre

Pero, al verse con su millón de libras ganado en la lotería EuroMillones, la inocente Jane perdió su cabeza y se lanzó en una larga serie de decisiones cuestionables y compras compulsivas. Lo primero que hizo fue darse todos los caprichos del mundo: ropa y complementos de marca, joyas caras, un chihuahua llamado Princess, zapatos de diseño, vacaciones lujosas y muchas noches alegres seguidas por mañanas tristes en destinos vacacionales como Benidorm (España) y Magaluf (Mallorca), ya que allí: "puedes beber tanto como desees. En las islas Maldivas no te puedes meter una buena bomba."

Y son las largas y costosas noches de copas que le trajeron a Jane sus primeras multas y demandas por conducción en estado de ebriedad o por superar los límites legales de velocidad: una de estas demandas llegó a costarle a Jane 900 libras esterlinas de multa (unos 4000 PEN), la necesidad de cancelar un viaje a Tenerife por tener que presentarse ante los jueces de Edimburgo y la prohibición de manejar durante 18 meses. Ningún problema para nuestra protagonista, ya que empezó a buscar presupuestos de cuánto podría costarle contratar un chofer a tiempo completo.

Tres carros de lujo, un Range Rover de color lila, un BMW y un VW Beetle y una casa de 185 mil libras (unos 840.000 PEN) llegaron a ser los activos más importantes de Jane. Sin embargo, parece que las posesiones materiales no le trajeron la felicidad a Jane, ya que a los 4 años después de haber creído que el millón de libras que se ganó en la lotería fue lo mejor que le había podido pasar, Jane vendio su casa. La soledad que sentía era insoportable, por tanto, volvio a vivir con su madre y su hermana.

El Range Rover lila de Jane Park

El costoso Range Rove de Jane Park, personalizado de color lila, para honrar a su club de fútbol favorito, Hibernian

La adicción a la cirugía estética, una droga que puede desfigurar y a veces se cobra vidas

Resulta que nuestra protagonista, aparte de haber llegado a un punto en su vida en el que ya no sabía discernir si alguien se le acercaba por afecto o por interés económico, no dudó en gastarse alrededor de 50 mil libras (unos 230 mil PEN) para acudir a los centros de belleza y de cirugía estética para obsequiarse el "look de celebrity" norteamericana que ostenta hoy en día y darle un impulso a su autoestima: extensiones de cabello, cejas marcadas, botóx, liposucción, un par de llamativos senos para lucir bien en las redes sociales, labios más carnosos, dientes que visiblemente cumplen con las pautas estéticas más exigentes y un trasero a la brasileña de muerte, ya que casi perdió su vida por él: "Quería que quedara como el de Kim Kardashian", afirmaba la joven en su página de una conocida red social.

El look de celebrity de Jane Park

Jane Park luce como una celebrity americana en las redes sociales

¿Qué ocurrió? Al regresar de Turquía, país donde se realizó el procedimiento, tuvo una reacción alérgica y fue ingresada de inmediato en emergencias: "Empecé con un pequeño dolor en mi pierna, fiebre y picores, como de agujas. Como sea, ahora el dolor es muy severo", comentaba la joven escocesa en la red. Todos los indicios apuntaban a la afección denominada "sepsis" que es un envenenamiento de la sangre surgido por una reacción de rechazo y defensa hacia una infección. Las consecuencias de esta enfermedad van desde migrañas o desmayos, hasta la muerte, si no se trata a tiempo. "Están casi seguros de que es sepsis. Estoy asustada y emocionalmente cansada, trato de poner una cara valiente, pero tengo miedo. Si es sepsis, pelearé con mi vida", declaraba la joven en su página de Snapchat.

Efectos de la cirugia estética

"Estoy en completa agonía, sé el dicho de ‘dolor es belleza’ pero esto es terrorífico",
declaraba Jane Park en su Snapchat ante sus seguidores

Afortunadamente, Jane Park salió por sus propias piernas de este susto, pero no se arrepiente de nada, incluso está pensando en su próxima operación, dejando a todos sus seres queridos con la duda de si se ha convertido o no en una adicta a la cirugía estética.

Pero sea cual sea la cantidad de dinero ganada en la lotería, o sea cual sea la lotería en la que se gana - EuroMillones, EuroJackpot, Mega Millions u otra lotería del mundo – en cualquier lugar de este mundo son la belleza natural y sobre todo la belleza interior las que más atraen.

Los sustos de Jane no acabaron aquí. En el mes de marzo del año 2017, Jane Park contrató a dos guardaespaldas por haber recibido una amenaza de ataque de ácido de parte de un troll. El caso pasó a manos de la policía escocesa que está llevando a cabo una investigación y las inversiones estéticas de Jane siguen intactas.

¿Ser ganador o no ser ganador de la lotería? Esta es la pregunta

Tras haber realizado un breve repaso de los acontecimientos más importantes de la vida de Jane Park, que en el año 2013 se convertía en la ganadora de lotería más joven del Reino Unido, podemos concluir que las palabras de su abuela: "¡Es como si acabasen de darte un arma de fuego!" han sido tan verdaderas. La experiencia de vida hizo que esta mujer intuyera que Jane no gozaba de la madurez necesaria para asimilar y asumir semejante cantidad de dinero y la fama que venían junto con ella. La rebeldía adolescente y un fondo emocional algo inestable sacaron a la superficie las inseguridades de Jane. En vez de planificar y dejar su fortuna en manos de especialistas, Jane se lanzó en compras caras, abusos en contra de su propio cuerpo y una vida completamente expuesta al público a través de las redes sociales, intentando cubrir sus carencias emocionales con cosas materiales. La misma Jane Park decía en una entrevista que se siente sola y se pregunta, con tan sólo 21 años "¿Cuál es el propósito de mi vida?" y asegura por su propia experiencia que "No se le puede dar esta cantidad de dinero a una joven de 17 años."

Por estos motivos, Jane Park se está planteando iniciar una acción legal en contra de Camelot, compañía que organiza la lotería EuroMillions, por haberle "arruinado la vida" y solicita elevar la edad mínima que deben tener los que juegan a la lotería de 16 a 18 años. Camelot, se defiende declarando que la compañía cuenta con asesores e inversores fiscales y "se le ofreció asesoramiento y apoyo, pero optó por ignorar nuestros consejos. "En cuanto al cambio de la edad mínima de compra de un boleto de lotería, Camelot asegura que el asunto es responsabilidad del Parlamento Británico.

Hay otros ganadores de lotería que, al igual que nuestra protagonista, Jane Park, desperdiciaron sus premios en gastos insensatos e innecesarios. Conociendo estas historias, podemos concluir que, al ganar la lotería uno tiene que ser muy maduro y tener un carácter lo suficientemente fuerte para no llegar a la ruina, por el simple hecho de haber perdido la cabeza ante una importante cantidad de dinero. Todos entendemos la euforia de un importante premio ganado en la lotería, ya que muchas veces las loterías más importantes del mundo llegan a ofrecer premios muy altos. Pero una vez que esta euforia pierda intensidad, los especialistas aconsejan que lo mejor es planificar y razonar el premio ganado. También existen inversores financieros, algunos de reconocido renombre, que pueden hacer que su dinero aumente en vez de decrecer.

Es verdad que, aparte de la personalidad y carácter de cada uno, la edad y la experiencia de vida juegan un papel muy importante en la capacidad de una persona de no dejarse llevar por un importante premio ganado en la lotería y todo lo que esto conlleva. Es por este motivo que, muchas loterías no permiten a menores de 18 años que compren boletos y la mayoría de los sitios web, entre los cuales se incluye theLotter Perú, que ofrecen la posibilidad de jugar a la lotería online, aplican la misma limitación de edad para los jugadores. 

Sería interesante saber qué hubiera pasado con nuestra protagonista si hubiera ganado el pozo más alto entregado en la historia de la lotería de EE. UU. PowerBall, sumando 1,6 mil millones de dólares...

Artículos populares

Mostrar
Ocultar